Ir a la barra de herramientas

La dama de Shalott | Mitología

Publicado por Aran en

Una bella joven encerrada en una torre, una maldición, un famoso poema y una pintura llamados ‘La dama de Shalott’. 

Una historia fascinante que inspiró dos de las más bellas obras de arte, el poema de Lord Tennyson y la pintura de John William Waterhouse. 

¿Conocías la historia?

¡Muchas gracias por leerme!

La dama de Shalott de John William Waterhouse
La dama de Shalott de John William Waterhouse
La dama de Shalott

Elaine de Astolat sufría una terrible maldición, no podía mirar hacia Camelot, el reino del rey Arturo, si lo hacía, moriría. 

La joven permanecía encerrada en una torre de la isla de Shalott presa de una maldición, tejiendo hermosos tapices para entretenerse. Solo veía el exterior a través de un espejo que daba a la ventana. 

Un día cualquiera, Elaine estaba trabajando en uno de sus tapices cuando miró hacia el espejo y su mirada topó con un joven caballero de la mesa redonda, Lancelot. Esa fue su perdición. 

Miró hacia Camelot y en ese momento el espejó se rajó y la maldición cayó sobre Elaine. Se acercaba el final de la dama de Shalott. 

Después abandonó la torre y se dirigió hacía el río donde acabaría todo. 

Ese descenso por el río es lo que representa la obra de John William Waterhouse, un momento de profunda tristeza y melancolía en el que destacan los vivos colores del tapiz y del cabello rojo de la joven dama. 

Por supuesto, John William Waterhouse no fue el único artista que se inspiró en la dama de Shalott para una de sus pinturas, y ésta no fue la única pintura que hizo sobre el mito. Otro de sus famosos cuadros se titula ‘I ama Half Sick of Shadows'(Estoy cansada de las sombras). 

Hay otra versión de la leyenda en la que Lancelot llega a la corte de Bernard de Astolat para participar en un torneo. Allí es donde conoce a la hija de éste, Elaine, que queda perdidamente enamorada de él. Un amor no correspondido ya que él está enamorado de Ginebra. 

Lancelot es herido en el torneo y cae gravemente enfermo, Elaine se queda con él, cuidándole día y noche hasta que este se recupera y le dice que va a marcharse, que no puede amarla por que está enamorado de la reina Ginebra. 

Diez días después de la marcha de su amado, Elaine muere de tristeza y sus padres la colocan en una barca que baja por el río Támesis. 

El poema de Alfred Lord Tennyson es una balada publicada en 1833. He aquí un fragmento(puedes leerlo aquí):

La dama de Shalott de Alfred Lord Tennyson

[…]Y una trama ella entreteje noche y día
Una tela rica y mágica en colores
Un susurro le ha predicho maldiciones
Si una vez mira curiosa y atrevida
Hacia abajo, a Camelot
No comprende del augurio el contenido
Y no tiene ya su vida otro motivo
esta Dama de Shalott

Y en la faz de una gran espejo cristalino
Que colgado permanece el año entero
Ve pasar la vida externa en un reflejo
Y aparece entre esas sombras el camino
Serpenteando a Camelot
Por su espejo pasa el agua cantarina
Las feriantes con sus capas coloradas,
Y los toscos, habitantes de la villa,
Van dejando atrás Shalott

Cada tanto ve un tropel de damiselas
O un abad sobre un jamelgo a lento paso
O un pasto mozuelo y pelo ensortijado,
O algún paje pelilargo, en ropas granas,
Pasa rumbo a Camelot
Y a través de los azules de su espejo
Caballeros, cabalgando, van de a dos,
Mas no tiene un caballero fiel y apuesto
Esta Dama de Shalott

Pero aún halla deleites en su trama:
Teje mágicas visiones del espejo
Pues frecuente y en las noches de silencio
Un cortejo funeral con tea y pompa
Marcha lento a Camelot
O en momento en que el cenit la luna logra
Dos amantes que recién se desposaron.
“Ya estoy harta de las sombras”
(Ay! la Dama de Shalott)[…]

Si te gusta el arte prerrafaelita publiqué una entrada con algunas de mis obras favoritas y aquí sobre la hermandad prerrafaelita. 


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies