Máquinas de baño victorianas | Época victoriana

Publicado por Aran en

En la época victoriana eran tan puritanos que inventaron las máquinas de baño, para que hombres y mujeres pudieran cambiarse sin ser vistos y bañarse en el mar.

Máquinas de baño victorianas

Máquinas de baño victorianas

En realidad no se trataba de ninguna máquina, ya que no llevaba ningún tipo de maquinaria. No era más que una caseta de madera con ruedas en las que había espacio suficiente para cambiarse en la playa, ya que las mujeres no podían mostrar su cuerpo en público, ni siquiera el tobillo.

Las máquinas eran tiradas por caballos o por trabajadores, que las llevaban al agua para que hombres, y especialmente, mujeres se cambiaran en la mas estricta intimidad y así poder preservar su ‘inocencia’ y su modestia. A pesar de que se bañaban prácticamente vestidas.

Podían elegir si querían quedarse cerca de la orilla o llegar un poco más lejos, hasta donde la máquina permitiera, aunque luego podían nadar hasta donde quisieran.

Tras el baño podían volver a ponerse su ropa de diario (varias capas incluso en verano) y salir a pasear por la playa ‘decentemente’.

Máquinas de baño victorianas

Las playas se llenaron de estas máquinas, y así la gente podía disfrutar de tomar el sol y bañarse en la intimidad. Lo que hizo que se incrementara el turismo y con él, su industria. Además, entre la alta sociedad no se llevaba el bronceado ni tomar el sol, ya que para los victorianos la piel blanca era sinónimo de belleza.

Máquinas de baño victorianas

Con el paso de los años y el final de la época victoriana, estas máquinas de baño dejaron de utilizarse para el baño y se les quitaron las ruedas para utilizarlas como vestuarios o casetas donde guardar tus cosas. Además los trajes de baño se acortaron y se hicieron mas cómodos para el baño, y años más tarde, Coco Chanel puso de moda el bronceado entre la alta sociedad.

Ahora es impensable pensar en utilizar algo así para bañarse, y seguro que los victorianos se escandalizarían al ver como la va la gente a la playa. Pero, afortunadamente, la sociedad ha cambiado mucho y ahora podemos llevar lo que queramos.

¿Qué te parece el invento?

¡Muchas gracias por leerme!


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies