Jack el Saltarín (Spring Heeled Jack) | Época victoriana

Publicado por Aran en

En el Londres victoriano un hombre conocido como Jack el Saltarín, en inglés ‘Spring Heeled Jack’, aterrorizó a la población atacando a transeúntes y huyendo con sus saltos imposibles.

Jack el saltarín

Jack el Saltarín

Unos creían que era un demonio, otros que se simplemente se trataba de un hombre muy ágil. Aunque todos estaban de acuerdo en que inspiraba terror.

Su leyenda se remonta a los comienzos de la época victoriana, en 1837, cuando los vecinos de un barrio de Londres denunciaron varios ataques de un ‘fantasma’ o ‘diablillo’. El ser llamaba a la puerta y cuando le abrían, generalmente una mujer, le desgarraba la ropa con sus garras.

Como por ejemplo a una joven criada llamada Mary Stevens, a la que agredió con sus frías garras en un parque cuando volvía a su lugar de trabajo por la noche. Ella gritó y el atacante huyó en cuanto varias personas se acercaron tras escuchar los gritos.

Otras personas le avistaron en la calle, ya que también hacia emboscadas a los caminantes e incluso a los carruajes. Tras sus ataques huía riendo y saltando.

Algunas teorías hacían pensar que se trataba de un grupo de hombres ricos que se disfrazaba para asustar a la población.

Una noche de 1877 Jack el saltarín apareció en un puesto de guardia en Aldershot, fue descrito por los guardias como un hombre vestido con traje de hule (que es como caucho) y llevaba una armadura.

Le dieron el alto y le preguntaron quien era, él dio su nombre y se marchó saltando. Al ver que no se detenía, los soldados le dispararon y Jack respondió lanzándoles una llamarada de fuego color azul. Después se marchó.

Los principales periódicos de Londres se hicieron eco de las extravagantes historias que se contaban sobre Jack, al que algunos describían con zapatos rojos además de la armadura.

Algunas teorías hacían pensar que se trataba de un grupo de hombres ricos que se disfrazaba para asustar a la población.

A pesar de que el Lord Mayor de Londres, John Cowan, salió a desmentir que se trataba de una panda de ricos los que estaban perpetrando los ataques, eso no impidió que la leyenda siguiera creciendo y que al extraño se le pusiera el hombre de Jack el Saltarín, debido a sus saltos inhumanos cuando huía de sus víctimas.

Jack el saltarín

La leyenda de que se trataba de un demonio siguió creciendo cuando atacó a unas jóvenes. Una de ellas, Jane Alsop, salió cuando tocaron al timbre y un hombre le dijo que habían atrapado a Jack el Saltarín y que necesitaban ayuda. Ella salió a la calle y él la atacó, lanzándole una llamarada azul y luego rasgando sus ropas con unas garras de metal. Jane corrió hasta su casa mientras Jack seguía atacándola hasta que su heramana apareció y el atacante huyó.

Le describieron como un hombre con ojos rojos como bolas de fuego y con una armadura y ropa blanca ceñida al cuerpo.

Días después, Jack realizó otro ataque lanzando llamaradas azules a dos hermanas que paseaban por la calle.

Eso que hizo que la leyenda creciera todavía más. Y ambas le describieron de tal forma que hicieron creer a la población que se trataba de algún tipo de demonio.

Jack el Saltarín se convirtió entonces en una leyenda, un personaje conocido en toda Inglaterra. Aparece en novelas por entregas como las de ‘Penny Dreadful’, en obras de teatro, en los periódicos y en todo tipo de historias. Además, los padres utilizaban su figura para contar historias que asustaran a sus hijos.

También se le culpó en los periódicos de varios crímenes sin resolver.

Eso hizo que aparecieran imitadores que trataron de hacerse famosos y que fueron capturados. Personas que se disfrazaban de fantasma, de demonio o de oso y se dedicaban a asustar a los transeúntes, a familias que paseaban o a jóvenes que caminaban solas.

Jack el Saltarín fue visto por todo el país hasta que sus avistamientos fueron haciéndose cada vez más espaciados en el tiempo. Le vieron por última vez saltando por los tejados de Liverpool en 1904.

Se trataba de un ser siniestro que parecía sacado del folklore y de las leyendas de demonios y demás seres del inframundo. No sabemos si era humano, extraterrestre o demonio. Nunca lo sabremos. Puede que tan solo se trataba de un agresor que se escondía tras un disfraz muy bien elaborado.

¿Habíais oído la historia?¿qué os parece?¿conocíais a Jack el saltarín?

¡Muchas gracias por leerme!


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies