Pánico Satánico en los Estados Unidos de los 80

Publicado por Aran en

El pánico satánico (Satanic panic en inglés) se trata de una histeria colectiva que se produjo en los Estados Unidos en los 80. Comenzó con un libro y siguió con Dragones y Mazmorras y el rock.

Hubo juicios por abuso de menores y también a conocidos artistas por ‘incitar’ al suicidio con sus canciones.

En la última temporada de Stranger Things se trata el tema del pánico satánico, al igual que en la novela de Grady Hendrix ‘El Exorcismo de Mi Mejor Amiga‘, donde, en los años 80, una adolescente es poseída por un demonio, que es una ahora película en Amazon Prime.

El Exorcismo de Mi Mejor Amiga de Grady Hendrix

Michelle Remembers

Todo comenzó con este libro de ‘memorias’ escrito entre Michelle Smith y su psiquiatra (y luego marido), Lawrence Pazder. Fue un éxito en ventas.

El libro relata la terapia de memoria recuperada que hizo Pazder a su paciente, Michelle Smith, en los 70, en su clínica privada en la Columbia Británica. Al principio la trató por una depresión debido a un aborto, y le comentó que había algo que quería contarle, que era muy importante, aunque no recordaba lo que era.

El psiquiatra utilizó hipnosis y en una de sus sesiones Michelle no dejó de gritar para luego hablar como una niña de cinco años. Tras meses de sesiones llegaron a la conclusión de que Michelle había sido sometida a abusos por parte de su madre cuando tenía cinco años, y que ésta pertenecía a una secta satánica.

Los rituales y abusos a los que Michelle fue sometida de niña eran variados y horripilantes, como bañarse en la sangre de niños y adultos sacrificados. En uno de ellos, se invocó a Satán en una ceremonia que duró 81, pero Jesucristo y la Virgen María intervinieron ayudando a Michelle eliminándole la memoria y las cicatrices.

Ninguna de esas acusaciones se ha podido probar. Incluso se demostró que Michelle no había faltado a la escuela ningún día, su padre y sus hermanas (a las que no nombra en el libro) aseguraron que todo era mentira. A pesar de que no hay pruebas de que hubiera un culto satánico en la ciudad de Michelle y que su madre formara parte de él, hay gente que todavía cree que esas acusaciones son ciertas y que se trata de una conspiración global para abusar y sacrificar a seres humanos.

Según afirman algunas fuentes todo fue invención de Michelle para pasar más tiempo con el doctor Pazder, a pesar de que ambos estaban casados con otras personas. Se acabaron divorciando de sus respectivas parejas y se casaron entre ellos.

Michelle Remembers

El miedo colectivo que causó el libro también alcanzó una guardería de California, que fue falsamente acusada de abusos a niños y de que las cuidadoras eran brujas que se los llevaban volando y que contaban con un sistema de túneles que conectaba con otras guarderías del estado.

Eddie de Stranger Things

Dragones y Mazmorras

Un inocente juego de rol, donde los niños se hacían pasar por hechiceros, caballeros con espadas mágicas…provocó el pánico.

‘Dragones y Mazmorras’ fue el primer juego de rol, y salió en 1974, tuvo tanto éxito que después salieron otros juegos inspirados en obras de ficción como ‘El Señor de los Anillos’ o ‘Los Mitos de Cthulhu’. Éstos se convirtieron en fenómenos, y sobre todo tuvieron éxito entre jóvenes amantes de la ciencia ficción y la fantasía, que podían ser otras personas por un rato mientras luchaban contra orcos, malvados hechiceros o dragones. En los juegos de rol se lucha contra el mal con personajes nobles y heroicos.

Un juego de fantasía que por algunos sectores conservadores de los Estados Unidos era más bien algo demoníaco. Para estas personas, el juego promovía el satanismo y la corrupción de menores.

Un adolescente aficionado al juego desapareció, y el detective que llevó la investigación acusó al juego de los problemas del chico de dieciséis años, que fue encontrado un mes después. Al año siguiente lo volvió a intentar y esta vez además, se intentó suicidar.

El joven tenía problemas mentales de depresión, consumía drogas y su entorno familiar no era el mejor. El juego no había tenido nada que ver con su desaparición, más bien habría sido como él como un escape de su terrible realidad. Una forma de evadirse de sus problemas.

Años después, el investigador se detractó, aunque ya era demasiado tarde.

No fue el único caso en el que el juego parecía el culpable. A principios de los 80 un universitario se suicidó y su madre, que puede que no supiera que era acosado, culpó al juego. Pero eso no fue todo, ya que años después una chica fue asesinada por dos jugadores, lo que propició que se desencadenara el pánico.

Los cristianos más conservadores empezaron con una campaña de desprestigio contra el juego, asegurando que era obra del diablo y que promovía la violencia, el asesinato, la homosexualidad, la violación, el canibalismo y un largo etcétera. Demandaron a la compañía fabricante del juego pero lo único que consiguieron es que se multiplicaran las ventas.

En Stranger Things, los cuatro amigos protagonistas son aficionados al juego, y quedan para vivir aventuras en el sótano de Mike. En la cuarta temporada, Eddie Munson, líder del club Fuego del Infierno, en el que juegan a Dragones y Mazmorras, es sospechoso de asesinato y de invocar al diablo.

Satanismo y Rock

Dragones y Mazmorras no fue lo único afectado por el puritanismo cristiano, el rock y el metal también sufrieron ataques de incitar a los jóvenes al asesinato y al suicidio.

El rock siempre ha tenido fama de satánico, como con los Rolling Stones, conocidos como Sus Satánicas Majestades gracias al álbum ‘The Satanic Majestic Request’. O con The Beatles, cuyo ‘White Album’ es considerado satánico y que contiene mensajes subliminales en algunas de sus canciones. Otra banda acusada de lo mismo fue Black Sabbath, cuya compañía de grabación escogió colocar una cruz al revés en la portada de uno de sus álbumes como reclamo publicitario.

En los años 80, el cantante de Black Sabbath, Ozzy Osborne, se convirtió en uno de los enemigos de las asociaciones cristianas después de publicar un tema dedicado al hombre más peligroso del mundo, Alestair Crowley.

Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin, llegó a vivir en una casa perteneciente al propio Crowley al lado del Lago Ness. El grupo también llegó a ser acusado de satánico, ya que decían que sus canciones contenían mensajes satánicos ocultos.

A los grupos cristianos tampoco les gustaban AC/DC y su ‘Highway to Hell’ ni Iron Maiden, con su álbum ‘The Number of the Beast’.

Incluso algunos grupos fueron acusados de incitar al suicidio de adolescentes por culpa de su música ‘salida del infierno’.

La verdad es que algunos de estos grupos utilizaban el satanismo para escandalizar y para llamar la atención del público, no por que realmente adoraran a Satán en sus ratos libres.

¿Habías oído hablar del Pánico Satánico? ¿Qué te parece?

¡Muchas gracias por leerme!

Categorías: Cultura

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »