Ir a la barra de herramientas

Mercurio en retrógrado | Cuentos breves #36

Publicado por Aran en

Es Mercurio en retrógrado, así que he decidido usarlo para escribir un pequeño cuento breve de ficción. Obviamente esta pequeña historia podría ocurrir en cualquier momento pero quería que fuera en estas fechas.

Espero que te guste ¡Muchas gracias por leerme! 

Mercurio en retrógrado
Photo by Elias Maurer on Unsplash
Mercurio en retrógrado

Era el momento perfecto, ya llevaba mucho tiempo pensándolo y preparándolo todo, esperando.

Se sentó ante el altar que acababa de preparar, con las velas negras, una foto y un mechón de pelo de su víctima.

Eso último fue lo que mas le había costado conseguir. Un buen mechón arrancado de raíz.

Lo hizo durante la hora punta del metro cuando él acababa de salir del pub con sus colegas del trabajo, ni siquiera la vio. No reparó en ella, simplemente se tocó la cabeza con un gesto de dolor. Ella sonrió. Eso solo era el principio.

Las chicas del aquelarre, las que ella consideraban sus amigas, la habían echado del grupo al conocer lo que se proponía hacer. Estaban en contra de cualquier ritual de magia negra, no iba con sus ideales, con su forma de vida, con la forma en la que ellas hacían magia, dijeron.

Ellas serían las siguientes.

Aunque fuera lo último que hiciera, su venganza sería terrible.

Aprovechó esa noche que Mercurio estaba en retrógrado y que además había luna llena, y cogió la foto y el mechón de pelo. Al ver su asquerosa sonrisa la furia le recorrió el cuerpo.

Después sostuvo en sus manos el muñeco que había creado especialmente para él y lo colocó sobre el altar.

Dijo las palabras, las que había sacado de un viejo libro encontrado en una de esas librerías polvorientas en las que ya no entra nadie. Un libro perdido y encontrado por la bruja adecuada. Las palabras prohibidas. Sería una bruja muy poderosa.

Tenía que concentrarse en él, y eso le daba rabia pero era así como se hacía el ritual.

Las velas se apagaron y así supo que estaba funcionando.

Agarró el muñeco de trapo y le clavó una aguja en donde tendría la oreja. Un pequeño pinchazo. Se imaginó que pondría esa misma cara, la que había visto en el metro.

Le gustaría verlo en directo, así no tenía tanta gracia.

Acudió a su puesto de trabajo como cada día, ahí estaba él, creyéndose el rey del mundo, haciendo bromas con sus colaboradores, sonriendo como si no hubiera pasado nada. Como si él no hubiera hecho nada. Le hervía la sangre, pero tenía que disimular, así que sonreía y saludaba a todo el mundo, él incluido.

Todo el mundo en la oficina hablaba de Mercurio en retrógrado, de que todo les estaba saliendo mal y que varias reuniones con clientes habían fracasado.

Guardó el muñeco en un cajón y continuó con su trabajo, mirando siempre de reojo a su víctima. Estaba en su despacho acristalado hablando por teléfono, después se puso a hacer que trabajaba en el ordenador, luego salió a pedir un café. Cosas normales.

En cuanto todo el mundo se fue a comer aprovechó para sacarlo y clavarle una aguja en la entrepierna. En la oficina se escuchó un grito de dolor.

A ella le entró la risa mientras veía como varios compañeros se dirigían corriendo al lugar del grito.

Después otra el estómago. Otro grito.

Escuchó que habían llamado a una ambulancia. Le clavó una en el pecho.

A los pocos segundos de que se lo llevaran al hospital saltó la alarma de incendio (también lo achacaron a Mercurio en retrógrado) y al salir con los demás por las escaleras se le cayó el muñeco al suelo. Salió todo el mundo con rapidez del edificio y les enviaron a sus casas. Ella ni siquiera se dio cuenta de que lo había perdido.

El fuego no había llegado a su piso y uno de los ejecutivos entró a por unas cosas cuando vio el muñeco tirado en el suelo. Le pareció curioso así que se lo llevó a su hijo para que jugara con él.

Pero el muñeco seguía ligado a la víctima y siempre lo seguiría…

Fin


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies