Memento Mori

Publicado por Aran en

Durante la época victoriana era muy común la fotografía post-mortem, esto es, fotografiar a personas ya fallecidas como si realmente estuvieran vivas.
Hay que tener en cuenta que durante aquella época no era habitual tener fotos de los familiares, ya que la fotografía era relativamente nueva y su coste era elevado para una familia normal.
(A continuación hay imágenes que pueden herir tu sensibilidad)

En ésta época donde podemos sacarnos fotos cuando y dónde queramos nos parece una práctica extraña y siniestra, pero en la época victoriana la gente no solía tomarse fotos por que no era lo normal tener una cámara, ya que se trataba de un invento nuevo. La fotografía post-mortem apareció por primera vez en París en el año 1839, con el conocido como daguerrotipo, que permitía a las familias tener un recuerdo de su ser querido fallecido en forma de foto.

«Memento Mori» es una expresión que significa «Recuerda que morirás» y te recuerda tu propia mortalidad. La frase también se utiliza para la representaciones de difuntos en la historia del arte,. Por lo que estas fotografías también podrían considerarse «Memento Mori».

Lo típico era hacer que los fotografiados parezca que están todavía con vida, les abrían los ojos, les colocaban en posturas de vivos como de pie, sentados en un sillón; les hacían parecer dormidos o les dibujaban los ojos en las fotos si éstos estaban cerrados, o también les ponían coloretes para darles vida.

También fotografiaban a los muertos con sus objetos favoritos, como libros o juguetes, e incluso con sus familiares o sus mascotas.

 

En otras ocasiones el ser querido fallecido era fotografiado en su lecho de muerte o féretro y no simulaba que estuviera vivo o dormido.

En algunos casos, a parte de objetos personales, también se ponían otros símbolos como una rosa mirando hacía abajo para señalar la muerte de una persona joven, el uniforme si era militar o religioso o un reloj donde señalaba la hora de la muerte.

Muchas de estas fotografías son duras de ver, pero a la vez muestran un gran respeto por la persona fallecida y aunque se te rompe el corazón ver las imágenes con los niños fallecidos, son un buen homenaje para tenerlos siempre presentes.Hay que tener en cuenta que en aquella época la mortalidad infantil era muy alta, los niños morían al nacer o de enfermedades como sarampión o la viruela, o también de hambre. Además, los de las de las familias pobres se dedicaban a trabajar en las fábricas desde muy pequeños, lo que también provocaba muertes prematuras.

¿Habíais visto antes este tipo de imágenes? ¿Qué os parece esta tradición?

¡Muchas gracias por leerme!

Categorías: Época victoriana

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas