Diario de una escritora | ¿Por qué escribo?

Publicado por Aran en

Ya que es el día del libro quería escribir una pequeña entrada sobre por qué escribo, cuál es mi motivación para seguir contribuyendo humildemente a esto llamado literatura. Así que la entrada de hoy es sobre mi.
Diario de una escritora: ¿Por qué escribo?
Photo by Aaron Burden on Unsplash

No recuerdo la primera vez que escribí un cuento, es algo que llevo haciendo desde que era una niña. Cuentos, cómics o relatos, que además me encargaba de ilustrar. La mayoría eran historias de misterio, de damiselas en peligro o cuentos de hadas.

Solía verme todas las películas de Disney, así que supongo que la inspiración para mis propias historias venía de ahí. Tampoco recuerdo ponerme a escribir ni pensar en lo que estaba haciendo, simplemente lo hacía. Nunca me he parado a analizar por qué escribo y lo que escribo.

Cuando tenía tres años una de mis profesoras dijo que yo nunca aprendería a leer porque ese año no había aprendido. Ese mismo verano alcancé al resto de mi clase. Años más tarde otra de mis profesoras dijo que yo no tenía imaginación ¿Te lo puedes creer? Puede que no tenga la imaginación más maravillosa y original del mundo pero para escribir ficción hace falta tener (aunque sea un poco).

En mi adolescencia escribí algún que otro relato pero principalmente escribí diarios. Llegué a tener cinco. Escribir en mi diario me ayudaba a poner mis ideas y sentimientos en orden y lo necesitaba. Necesitaba escribir a diario, cualquier cosa, incluso tonterías.

Después llegaron los blogs, en los que llevo escribiendo desde 2008. Empecé con uno mas personal y luego en 2010 decidí a abrir un blog de moda, belleza y estilo de vida. Lo terminé en 2017 y empecé éste.

En realidad nunca he dejado de escribir, es algo que tengo que hacer todos los días, aunque sea comenzar una nueva entrada o poner en orden ideas para próximos cuentos breves. Obviamente, también tengo mis momentos de parálisis, mis períodos de sequía, de no ser capaz de escribir ni una sola palabra. Pero sé que es algo normal y es una situación que no dudará para siempre.

Me gusta inventar, me gusta crear, me gusta empezar de cero, imaginar otras vidas y lugares, disfruto poniéndolo en papel aunque a veces no esté del todo satisfecha con el resultado. Me divierte y a veces me da miedo, porque enfrentarse a la hoja en blanco puede ser una tarea ardua en ocasiones, pero merece la pena después ver el resultado final, aunque sea solo para ti, aunque nadie más lo lea. La satisfacción de haber terminado una historia, por corta que sea, es una de las mejores sensaciones del mundo.

Por eso abrí este blog, para poder compartir mis historias con el mundo y seguir trabajando y mejorando en mi escritura, para desarrollar mi creatividad y mi imaginación y para ‘obligarme’ a escribir más a menudo, sea para entradas sobre época victoriana, mitología o como escribir un libro.

Gracias a escribir y gracias a tener este blog he aprendido mucho no solo sobre historia, cultura, escritura creativa y literatura, si no también sobre mí misma.

En mi opinión escribir puede ayudarte a ser más consciente de tus sentimientos, a poner en orden tus ideas, a desarrollar tu imaginación, y también te puedes divertir. En mi caso continuaré escribiendo y compartiendo mis historias con el mundo.

Y tú ¿Escribes?

¡Feliz día del libro!

¡Muchas gracias por leerme!

Sígueme en Twitter
Newsletter
Goodreads

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!